Estábamos convocadas por la coordinadora de la Zona de Andalucía-Extremadura, Antonia Brandon Lancha, para celebrar la Asamblea de Zona durante los días 27 al 29 de enero, en Cájar (Granada); casa entrañable para la mayoría de los miembros de la zona que hicimos allí nuestro periodo de Noviciado y hoy, lugar de la C-T de nuestras queridas Madres Mayores.

Fuimos llegando el día 27 al mediodía y tras los saludos y comida iniciamos el encuentro a primera hora de la tarde con una oración que nos motivaba hacia el recuerdo de nuestros fundadores, a contemplar a la Sagrada Familia, así como a permanecer abiertas a la acción del Espíritu que actúa en nosotras desde nuestra pequeñez.

Agradecemos la presencia de la coordinadora Provincial, María Álvarez Castiñeira en nuestra Asamblea y a continuación Antonia Brandón,  retomando el proceso Capitular, nos sitúa en la Tercera Fase “:”DISCERNIMIENTO DE LA CONGREGACIÓN HACIA EL FUTURO Y DE SU ORGANIZACIÓN Y LIDERAZGO” haciendo mención a la primera etapa y  recordándonos los Instrumentos 1,2,3 y 4 a los que dimos respuesta en nuestras respectivas Comunidades Taller, para ubicarnos en las segunda etapa, que iniciamos con las trabajo a desarrollar en las asambleas de Zonas. En esta asamblea de zona, a partir de los instrumentos elaborados por las comunidades llegaremos a la elaboración de los consensos que ofreceremos de nuestra zona de Andalucía-Extremadura.

Seguimos una dinámica de trabajo personal, grupal y de plenario, y aunque nos ofrece un horario pautado, nos advierte de la flexibilidad del mismo a lo largo de la Asamblea, conforme se fuese desarrollando, pasando a presentar el trabajo que realizaríamos en los Grupos. Teniendo en cuenta que estamos presentes diecinueve miembros de la zona, trabajaríamos en tres grupos, uno de 7 miembros y dos de seis.

Tras un breve descanso nos situamos cada una en nuestro grupo, y en cada uno de ellos, retomamos la aportación de las respectivas comunidades de la Zona al Instrumento 1. “Nuestra vida y misión”

 y pasados unos minutos de lectura de los mismos, compartimos y empezamos a consensuar tres aspectos de la síntesis que se repiten y nos parecen importantes.

Posteriormente estuvimos compartiendo en el PLENARIO lo aportado por cada uno de los tres grupos y llegamos a consensuar los tres aspectos que como zona nos parecieron más importantes.

Concluimos el trabajo del día recordando a María la mujer del “si” con el canto del magníficat.

El día 28 iniciamos nuestro trabajo con una oración preparada con esmero en la que se nos orientaba a sentirnos y estar en manos del Padre, a no tener miedo y a tener fe, como la tuvieron Bonifacia y Butiñá.

De manera similar al día anterior trabajamos por grupos lo aportado por las comunidades respecto al segundo instrumento “Diseñando el horizonte congregacional”. Consensuamos en cada grupo, los tres TEMAS, que orienten el caminar de la congregación en fidelidad al Carisma. Posteriormente tuvimos el Plenario en donde tras compartir lo aportado por los grupos pasamos a consensuar como zona los tres temas que considerábamos fundamentales para orientar el caminar de la congragación.

En relación a lo aportado por las comunidades respecto al tercer instrumento: “Organización de la congregación” Compartimos directamente en el plenario y llegamos a consensuar la opción por una de las propuestas de la organización de la Congregación que consideramos más acertada en el hoy de la Congregación.

También hemos partido de lo aportado por las comunidades taller de la zona al cuarto Instrumento “Liderazgo” compartiéndolo directamente en el plenario y pasando a consensuar ¿Qué tipo de liderazgo se necesita en la congregación para el futuro? Y a qué nos comprometemos como miembros de la congregación para que el liderazgo pueda cumplir su servicio.

Posteriormente, pasamos a la propuesta de hermanas para los servicios del gobierno general, y llegamos a consensuar tres propuestas para coordinadora general, tres propuestas de hermanas para el equipo general y tres para administradora general,

Hemos vivido un día intenso en el que hemos sentido el paso del Señor por nuestra vida y la misión congregacional al retomar nuestra realidad. Hemos recibido la invitación a no tener miedo porque Él está con nosotras y conduce nuestros pasos y camina a nuestro lado en este proceso capitular, y por todo ello, le damos gracias.

Hemos compartido con los miembros de la C-T de Cájar, durante estos dos días, la celebración de la Eucaristía al inicio de la mañana y por la noche tras la cena en su sala-taller hemos dialogado entrañablemente con ellas.

Se valoró muy positivamente el hecho de haberse desarrollado esta asamblea de manera presencial, de haber disfrutado de un ambiente de sencillez, cercanía, de oraciones motivadoras y bien preparadas.

El trabajo tanto de los grupos como en el plenario se desarrolló con agilidad, sin agobios y llegando fácilmente a los consensos.  Valoramos el trabajo de preparación de esta Asamblea por parte de Antonia Brandón, así como la presencia activa de María Álvarez.

Al final de la Asamblea, solo nos queda dar gracias al Señor por lo vivido, por el compartir, por el ambiente creado, por la implicación de las comunidades, así como por la acogida que nos ha ofrecido la comunidad de Cájar.

Damos gracias también por el camino que se abre ante nosotras en este momento del proceso capitular y en el que nos proponemos caminar, abiertas al futuro que deseamos para nuestra congregación.

Y concluida nuestra asamblea, comienzan las despedidas, abrazos y partir de cada una hacia su comunidad taller.

Cájar, 29 de Enero del 2023

Pilar Ruiz Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *