version1

XXIIi Capítulo General

Primera Fase 

Reimaginar espacios para el carisma, en sinodalidad, comprometidas con la realidad emergente

Cumbre- Summit- Sommet

Dentro de nuestro proceso capitular 2022-2023  durante esta primera fase hemos realizado una cumbre online (9,10,11 de junio 2022) para mirar la realidad en la que vivimos en su dimensión más amplia, descubrir cómo la realidad actual impacta nuesta vida y misión y escuchr las llamadas que el Señor nos está haciendo a través de ella. 

En la cumbre hemos participado todas las Siervas de san José , Laic@s Josefins, Laic@s significativ@s, Miembros de la Fundación Taller de Solidaridad, jóvenes y destinatari@s de nuestros proyectos.  Fue una experiencia muy enriquecedora, marcada por la internacionalidad, la diversidad lingüistica y cultural y sobre todo fuimos un gran grupo que desde diferentes vocaciones, implicaciones  y situaciones nos encontramos para soñar el carisma josefino, apostando por su visibilidad y su capacidad profética y transformadora. 

Durante esos tres días dialogamos, compartimos, nos ilusionamos y fortalecimos nuestros lazos mirando la realidad y reimaginando el carisma para el presente y e futuro. 

Gracias a tod@s los que participasteis por vuestras luces y compromiso. Junt@s somos más y el carisma también. 

Aquí os dejamos  la declaración de aspiraciones que realizamos por grupos y con las que concluimos la cumbre.  

Declaración de aspiraciónes/ Déclaration d’aspirations/ Declaration of aspirations
  • Somos la Familia Josefina, todo lo que hacemos y somos está englobado dentro de los tres elementos del carisma: hermanar oración y trabajo, preservar del peligro de perderse a las mujeres que carecen de trabajo, fomentando, al mismo tiempo, la industria cristiana. Con el carisma josefino creamos trabajo, enseñamos el oficio, empoderamos, educamos, preservamos y dignificamos al mundo trabajador pobre, especialmente a la mujer.
  • Conformamos comunidades Siervas y laicas en una dinámica de Seguimiento gozoso de Jesús, desde el carisma, dando respuesta a través de distintos proyectos en los que colaboramos, a las necesidades urgentes del entorno. vivimos una dinámica de fe, discernimiento y compromiso. En una dinámica comunitaria, que aunque estemos viviendo en diferentes lugares, nos aglutina el sentido de pertenencia a una misma comunidad, en línea de responder desde el Carisma a las distintas realidades.
  • Llamadas a la transformación, urgidas por Jesús de Nazaret que se encarnó en la Historia, las SSJ y toda la familia Josefina nos dejamos interpelar por una realidad de marginación y exclusión y nos comprometemos al: – Cuidado de la Creación – Trabajo decente – Igualdad de género – Producción y consumo responsable – Interculturalidad conscientes de que nuestro carisma común es fuente de inspiración y factor de cambio social.
  • Partiendo desde la familia josefina, definida como: siervas josefinas, laicos josefinos laicos que acompañan los proyectos josefinos, y sintonizan con el carisma. Movimientos juveniles josefinos fundación taller de solidaridad. Y todos aquellos que de alguna manera estén atraídos y unidos por el carisma. El objetivo de la familia tiene que ser en la realidad actual. La marca de identidad es el estilo de Nazaret, y sus principios. La familia vuelve a la primera experiencia, de las siervas y de Bonifacia, pero de forma actual y real, aumentando la integración de todos los miembros. Enfocándonos hacia proyectos reales desde la comunidad. Algunas comunidades compartimos la misión y la vida en inserción siervas y laico formado la familia josefina. Nos sentimos muy contentos del proceso vivido este sexenio, el caminar y vivir, juntos la llamada a seguir a Jesús de Nazaret desde diferentes vocaciones, ha fortalecido las sinergias que hay dentro de la familia josefina y ha posibilitado que el carisma mantenga su fuerza profética y transformadora de hoy.
  • Como personas formadas integralmente en género, ecología, nuevos paradigmas teológicos, interculturalidad, desde un enfoque interdisciplinar; somos agentes de cambio que tenemos ante la realidad social una postura libre y crítica, desde un compromiso carismático anclado en el evangelio de Nazaret.
  • Reconocemos a los Jóvenes como el Corazón de las sociedades del mundo, expertos digitales, que contribuyen a actualizar el carisma, impulsan al movimiento. La familia Josefina ha crecido con la participación de niños/as y Jóvenes, formados en los colegios, movimientos, proyectos y comunidades, ejercen liderazgo desde el carisma en las sociedades en las que están insertos, en Compañía de las SSJ y Laic@s que vivan la Espiritualidad, en comunidades de vida y misión al estilo de Jesús de Nazaret.
  • Hemos creado Estructuras Internacionales de Pastoral Juvenil tanto de coordinación como de realización de actividades, con líneas en común adaptadas a cada realidad. – La Congregación apuesta por la Pastoral Juvenil y la dota de recursos tanto humanos como económicos. – Tenemos grupos de jóvenes acompañados que vibran con el Carisma, viviendo procesos y experiencias y optan por este estilo de vida que les hace felices, tanto desde la vocación laical como la consagrada. Estos son los jóvenes que lideran actualmente nuestros proyectos. Estamos visibilizados en redes, existe un gran sentido de pertenencia y convoca a otros jóvenes. – Se han generado redes de trabajo con otras instituciones con las que nos visibilizamos como jóvenes de la Familia Josefina.
  • Somo Mujeres libres, sujetos de Derechos, protagonistas en el cambio social, político, económico, aportando nuestras capacidades, nuestras fortalezas. Fomentamos la equidad de género en las familias y en la sociedad, en red con otros colectivos. inspiradas por nuestros fundadores estamos actualizando el carisma de diversas formas.
  • Creamos espacios de aprendizaje donde nos capacitamos para responder a los retos de la nueva realidad.
  • Es una realidad. El mundo es diferente gracias a la mujer ya que aporta los valores, es más humano. El talante de la sociedad es más cercano, más comprensivo, más justo. Vivimos en igualdad de oportunidades en el trabajo, la formación y capacitación en la sociedad y en la iglesia. La igualdad del hombre y la mujer sin discriminación en nuestra sociedad y en el mundo entero. Es importante el nivel de conciencia y los valores desde los cuales lo hacemos.
  • Somos felices formando parte de la Espiritualidad de Nazaret, como filosofía de vida, que desde lo cotidiano, que nos ha enseñado a crecer a todas las dimensiones y niveles humanos, como Jesús de Nazaret.
  • Somos la familia josefina formada por laicos y siervas presentes en todo el mundo que vamos extendiendo el carisma que nos han dejado nuestros fundadores y que potencia mantener lazos vivos y dinámicos con la espiritualidad de Nazaret. Nuestro carisma está renovado, enraizado fuertemente en la vida de cada uno de nuestros hermanos y hermanas y es impulsado con la alegría y desde el compromiso.
  • Nos reconocemos como tierra, comprometidas en esta transformación, cumpliendo los objetivos de la ONU y la Laudato Si. El mundo es más armónico, más justo y más digno, el planeta esta más limpio y más sano y ha disminuido la tasa de pobreza. Vivimos la cultura del cuidado, en conexión con nosotros mismos, con los demás y con la creación y el creador. Vivimos la corresponsabilidad cotidiana con un modelo económico y socio-politico sostenible y sustentable.
  • Somos comunidades con clara consciencia de ser la encarnación más necesaria e importante del carisma. Evangelizamos con nuestra vida y compromiso, vivimos en actitud de discernimiento y respondemos actualizadas al querer de Dios y las necesidades de nuestro entorno y el mundo. Somos significativas y convocamos.
  • Las alianzas nos permiten caminar en pro de objetivos comunes, los cuales, uniendo fuerzas, nos posibilitan un enriquecimiento mutuo, que nos aporta crecimiento, visibilidad, diversidad y compromiso. Con las alianzas logramos un mayor impacto.
  • We are stewards of our common home who engage fully in a network of Laudato Si’ practitioners from the local to the global level. We are empowered to create changes in a collaborative way from our home to our community, to our national community, and institutions. With ecological spirituality as our core, we manifest ecological conversion in our way of life. We have a simple and healthy lifestyle. We have a well-supported community of farmers, fishers, and indigenous peoples for a sustainable livelihood and economy. Companies and institutions responsibly produce earth-friendly products. More specifically, environmental policies are implemented. This, we describe as a green economy. A green community. A beautiful place where the web of life is vibrant—from the simplest form of life, the plants, the animals, and the human life.
  • Every human being is part of creation, and we are all interconnected. We work in collaboration with one another through establishing alliances and networks in the different spheres to preserve our common Home. We aspire that there is “enough food for every table”, water and clean air, preservation of all our natural resources for the reduction of poverty, sharing the fruits of the earth to benefit all peoples and making bold stances to protect our planet against all abuses and forms of exploitation. All these ensure a HEALHTY, SUSTAINABLE LIFE FOR ALL. This is our grand expression of GRATITUDE TO THE CREATOR AND GIVER OF ALL LIFE, THE SOURCE OF ALL THAT IS GOOD!
  • The project of empowerment of our collaborators and partners is a continuation of the prophetic work of Butinya and Bonifacia. As empowered lay partners and collaborators: – their capacities and gifts are developed and harnessed, they own their giftedness. – they are recognized, and their confidence is boosted as they achieve self-realization. – they create more impact in promoting gender equality in all the centers and in the society as they develop their relationships, share their talents and their capacity for synodality. As empowered lay partners and collaborators, their voice is heard, and they take lead roles in their respective areas of competence. There is respect and care that build up trust in one another so there is a creation partnership in sharing our charism. They are agents of transformation not only in their workplaces but also in the society and in the care of creation.
  • As empowered women workers and youth, they lead the different projects/ centers holding different tasks and key positions. Promoting and evangelizing the poor working world with a preferential attention to the woman, protecting them from the danger of being lost at the same time fostering Christian industry. They create innovative products and marketing strategies that attract more clients. Facilitating formation sessions and sharing their talents, giftedness, capacities to different groups, engaging/ involving in the activities or programs of the family, community, church, and society. Organizing advocacies on women issues: VAWC- Women and Children, gender issues. Making St. Bonifacia as model and inspiration in living Nazareth life.
  • The Josephine Charism, with its distinct transformative power, is significantly visible in the world and in the peripheries with equal partnership of Siervas de San Jose, Hijas de San Jose, Lay Josephines and significant lay persons in our presences and projects. Bonifacia Rodriguez and Francisco Butinya are declared as the Patroness and Patron Saints of the Working World, especially for vulnerable working women and youth at risk. We fulfill the dream of Francisco Butinya to have intercultural communities-taller in all corners of the world, audaciously responding to the emerging realities, in synodality, with the tremendous increase in vocations as Siervas de San Jose, Hijas de San Jose and Lay Josephines.
  • We are empowered women from different walks of life empowering others especially women in order to build a better world where justice, peace and gender equality is being lived in the spirit of Nazareth.
  • The communities and projects of the SSJ are flourishing and making an impact in the lives of women workers and youth at risk. More and more people are supporting and collaborating in these projects: sisters, LJ’s, lay collaborators, target groups, other individual and organizations with the same advocacy. With the increase in the number of SSJ and LJ, new presences are established in the different areas or peripheries and projects are replicated where they are needed promoting the Spirituality in the world of work as an alternative response to the globalization. Thus, our Congregation is widely known for women workers and youth at risk in the World of Work walking in synodality.
  • We are convinced that our Charism is greatest gift we received through our founders and it is also the greatest gift that we are sharing to the world especially to the peripheries. And so more and more people are appreciating, living and sharing the gift of our Charism through the witness of our lives, and through varieties of platforms and networking (social media, etc) around the world. We passionately live it and is very palpable in our communities and centers. It is radiated to the bigger society especially to the peripheries.
  • We, the Josephine Family in fidelity to the Charism are empowered and involved in programs, in full coordination with local government units, parishes and communities, the projects to protect Mother Earth prospered and involved more volunteers and stakeholders and P10M funds available to finance the projects. More members of the Josephine family are sent to mission land to promote the Charism; engaging and keeping pace with technology to address innovations in programs and projects; establish wellness Centers to address preventive measures for physical and mental health of the Josephine family; and Sheltering Communities are more accessible in all regions.
  • Nous, SSJ et LJ, nous avons reçu et nous sommes appropriés d’ une formation intégrale qui a renforcé nos possibilités de vivre et de transmettre notre Charisme.

Como Facilitadoras/es el Equipo de IDEIA: Miriam , Pep ,  Josefina, Mercedes y  Karen.

Como apoyo técnico  Anna Bracco y su equipo: Cuca, Francesco y las traductoras. Con laparticipación de Carme Soto desde las Siervas de San José

Como organozadoras el Euipo General de las Siervas de San José: Lillian, Juna Mª, Mariana y Ana

Logo Ideia
logo sin
version1

PRESENCIA DEL CARISMA EN EL MUNDO

PALABRAS DE LILLIAN OCENAR, COORDINADORA GENERAL, SSJ