Oración ante el sepulcro de Bonifacia en Salamanca

La Comisión diocesana para la Aplicación de la Asamblea sobre el Domingo, convocó a la comunidad diocesana de Salamanca a participar en el segundo Domingo luminoso que tuvo lugar el 16 de febrero de 2020, invitándoles a orar junto al sepulcro de la santa salmantina Bonifacia Rodríguez, a las 18.00 h. en la capilla del Colegio Sagrada Familia (c/ Marquesa de Almarza, 1). La Comisión realizó un cartel de convocatoria.


Dentro de los domingos luminosos, Bonifacia brilla como una luz por su santidad en la Iglesia Salmantina y quiere destacar su figura desde la humildad y la entrega a la construcción del Reino. 
Sobre la base del Dios de lo cotidiano, encontradizo en el día a día, la oración transcurrió sobre la experiencia humana y espiritual de Bonifacia, de su amor a ese Jesús de Nazaret sencillo y trabajador, luz para los trabajadores. 
Bonifacia encendió una luz, de esa luz hemos participado y como signo de gratitud encendimos nuestras velas y dimos gracias por lo que ella había aportado de luz en nuestras vidas. Su vida, su noche oscura, donde la humillación y el desprecio no estuvieron ausentes y que la arrancaros de su Salamanca. 
Finalmente miramos a Bonifacia que vuelve a su tierra y este sepulcro guarda sus restos (iluminación del sepulcro). Tras la lectura del pasaje evangélico de la Resurrección de Jesús y su encuentro con las mujeres, reflexionamos cómo Bonifacia está viva y resucitada en la Iglesia y nos transmite el mensaje del Señor: Id y predicad el evangelio, levantad las losas (canción). 
Con la bendición del Señor se terminó la celebración, que estuvo muy concurrida. 
La oración estuvo preparada y orientada por un Laico Josefino, profesor del Colegio y pastoralista, Juan Rodríguez. 
Fue una experiencia positiva, de cómo Bonifacia va siendo más conocida y querida en Salamanca y de cómo nos ayuda su espiritualidad de Nazaret y su talante humilde y misericordioso. 
Adela de Cáceres. Comunidad Almarza 

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra Revista